sábado, 10 de diciembre de 2011

COSAS QUE DEBERÍAMOS SABER -1.



¿Es cierto que no hay líneas rectas en la naturaleza?
Depende de cuán estricto quiera ser.
El camino que toma un rayo de luz que viaja por el aire es perfectamente derecho para muchos propósitos y es rutinariamente usado como referencia por peritos en proyectos de construcción.
Pero cambios en las propiedades ópticas del aire causadas por las variaciones de temperatura doblan (refractan) al rayo de manera que su trayectoria no es perfectamente recta.
Incluso en el vacío del espacio, un rayo de luz láser no mantiene un curso perfectamente recto.
Eso es porque, como Albert Einstein demostró, es afectado por la curva del tejido del espacio-temporal causado por la masa.
El efecto es increíblemente pequeño: hasta un cuerpo tan enorme como el Sol apenas desvía un rayo de luz de su curso por un centímetro en una distancia de un kilómetro.

¿Para qué se nos eriza la piel?
Lo que causa la piel de gallina es la contracción de unos músculos diminutos llamados arrectores pilorum que están en la base de cada bello.
En animales más peludos, como las ratas, gatos y chimpancés, esa reacción al frío tiene un propósito real: hacer que el pelaje sea más tupido para dar más resguardo.
Pero con nuestra piel prácticamente desnuda, que se nos paren los pelos no sirve para protegernos del impacto de la temperatura.
Otra función del fenómeno es que puede hacer que el animal parezca más grande y por ende más fuerte y aterrador, un efecto que es parte de la respuesta a la lucha o huida que provoca la adrenalina.
Aunque la piel de gallina no nos hace ver más grandes o aterradores, probablemente heredamos esta reacción ahora superflua.
Eso puede explicar por qué a algunas personas se les eriza la piel cuando escuchan música o experimentan emociones fuertes.

¿Por qué los búhos pueden voltear tanto sus cabezas?
Porque cazan en casi la oscuridad absoluta.
Para captar más luz, desarrollaron unos ojos enormes de forma tubular que impide que se muevan dentro de su cabeza.
Por eso, los búhos tienen que voltear toda su cabeza.
Huesos adicionales en sus cuellos incrementan la flexibilidad, permitiéndoles girar su cuello 270º.
Eso es suficiente para ver lo que está detrás sin tener que hacer ruido, que podría alertar a una presa potencial.

¿Por qué no tenemos pelo verde o azul?
El color del cabello humano está determinado por dos variedades de melanina, el pigmento que también dicta el color de la piel.
Las malas noticias para aquellos que quieren pelo azul natural es que las dos variedades sólo vienen en colores aburridos.
La más común es la eumelanina, que es marrón-negra; un poco más interesante es la feomelanina, que es rojiza-amarillenta y está presente en altas cantidades en el cabello de los pelirrojos y rubios.
Nadie está seguro de porqué terminamos con sólo esas dos variedades de pigmento. La mejor conjetura es que evolucionaron para mejorar nuestra habilidad de camuflarnos con lo que nos rodea, lo cual era vital para evadir depredadores en la sabana africana hace millones de años.
Quien quiera que su cabello trascienda los imperativos de la evolución no tiene otra opcion que comprar pigmentos más divertidos en la farmacia
¿Por qué "vemos estrellas" cuando nos golpeamos la cabeza?
Este extraño fenómeno, tan bien ilustrado en las tiras cómicas, es causado por la generación de los llamados fosfenos, manchas luminosas ilusorias producidas por la presión en las células receptoras de luz de los ojos.
La manera más simple -y menos dolorosa- de generarlos es presionando en los párpados cerrados suavemente y luego abriendo los ojos.
Isaac Newton encontró otro método cuando estaba investigando la naturaleza de la luz: se metía una aguja roma entre el ojo y el hueso de la órbita del ojo. No es recomendable.
¿Qué es el hipo?
El hipo es una contracción involuntaria y repentina de los músculos respiratorios.
Obliga a las cuerdas vocales a producir el ruido característico de la glotis.
El hipo no sirve para nada y nadie sabe porqué da.
En 2003, un equipo de investigadores franceses indicaron que podría ser un vestigio de nuestros ancestros marinos.
Llegaron a la conclusión tras observar a algunos de los más primitivos anfibios de hoy en día, los cuales respiran pasando agua sobre sus agallas.
Evitan que el agua se meta en sus pulmones cerrando el paso con su glotis.
Una teoría de más larga data dice que los bebés desarrollan esta conducta en el vientre, para que no entre fluido a sus pulmones.
LIC:RENE DAVILA /091211

No hay comentarios:

Publicar un comentario